Condiciones Generales de Contrato

Información general

La empresa de alquiler de vehículos “CAR BOX rental cars GmbH”, en adelante llamada la empresa de alquiler, alquila el vehículo  descrito en el contrato de alquiler  según las condiciones especificadas en el contrato de alquiler, que se encuentran a continuación y que el en el contrato de alquiler en adelante llamado cliente acepta con su firma. La base de este contrato de alquiler  son exclusivamente los datos del contrato de alquiler y las condiciones del contrato. Todo acuerdo adicional requiere ser fijado por escrito. Todos los fimantes del contrato (cliente, conductor), así como las personas físicas o jurídicas para las que se haya cerrado el contrato,  son personalmente responsables como deudores solidarios.


Reservas, entrega, prórroga y devolución

Para  reservas es válida una tarifa de anulación del 50% del precio convenido, siempre y cuando se realice 24 horas antes de la hora de recogida acordada; si la anulación se efectúa más tarde o no hay anulación, la tarifa asciende al 80% del precio convenido en el contrato. Salvo acuerdo contrario, no son posibles  aplazamientos (por ejemplo por motivo de enfermedad o mal tiempo) y serán considerados como anulación.

El cliente acepta mediante su firma en el contrato haberse hecho cargo del vehículo en orden y sin defectos, en estado seguro para el funcionamiento y el tráfico, con los documentos del automóvil en su totalidad, accesorios, maletín de primeros auxilios, triángulo de señalización, herramientas, hoja de daños por accidente y el tacómetro sellado; el cliente deberá  -sin perjuicio de las cláusulas de garantía-  declarar inmediatamente después de la entrega del vehículo todos los daños reconocibles sin necesidad de un control técnico exacto,  en caso contrario tendrá que responsabilizarse de todos los perjuicios, sobre todo en relación a los problemas que puedan sugir para probar y aclarar los hechos,  que todo ello conlleve para la empresa de alquiler.

El cliente se compromete a tratar el vehículo junto con el equipo arriba mencionado de buena manera y a devolverlo en el lugar y a la hora indicados en el contrato de alquiler en el mismo buen estado y con el mismo equipamiento. La empresa de alquiler se reserva el derecho de retirar en cualquier momento el vehículo a cargo del cliente, si éste es irresponsablemente utilizado no ateniéndose a las clausulas del contrato de alquiler y si no se trata solamente de una simple infracción que objetivamente no haya producido a la empresa de alquiler ningún tipo de daños o perjuicios.

En caso de que el vehículo sea devuelto después de lo acordado,  se cargará a la cuenta el tiempo sobrepasado, pero como mínimo un día (conforme a la tarifa estipulada); si el contrato de alquiler se cerró  sobre la base de un precio de oferta, se aplicará en caso de sobrepaso de tiempo la tarifa normal. Si el vehículo todavía no ha sido devuelto pasadas 12 horas de la hora acordada, se efectuará una denuncia policial. CAR BOX tiene derecho a recoger el vehiculo en cualquier momento sin previo aviso y por cualquier motivo. El alquiler se pagará por anticipado; no es posible prorrogar el alquiler por teléfono.


Edad mínima

La edad mínima del cliente, o en su caso ladel conductor, ha de ser de 23 años. Los conductores deben estar en posesión de un permiso de conducir con al menos 5 años de antigüedad.


Utilización del vehículo

El cliente se compromete a tratar el vehículo de una forma cuidadosa y apropiada y  a seguir las normas de conducción y circulación en vigor, en concreto no está permitido utilizarlo:

  • para el desplazamiento remunerado de personas y transportes, para subalquilarlo a terceros
     
  • para carreras, apuestas o viajes de prueba u otras pruebas deportivas
     
  • para el transporte de animales o mercancías, que pudieran llegar a dañar o ensuciar el vehículo
     
  • por una persona que esté bajo los efectos de alcohol o drogas, o que de alguna forma no se encuentre en el estado que  las normas legales vigentes  disponen para los conductores de vehículos
     
  • para remolcar otros vehículos o para arrastrar objetos
     
  • para infringir las normas de circulación u otras normas
     
  • además sólo podrá conducir el vehículo otra persona más, si esta persona es reconocida por antemano por la empresa de alquiler mediante el registro de sus datos en el apartado correspondiente dentro del contrato de alquiler
     
  • para viajar al extranjero, siempre y cuando no exista un permiso escrito al respecto. En caso de que se haya convenido tal permiso, el cliente asumirá la responsabilidad de respetar las normas de aduana y de importación, así como otras normas vigentes, y  se hará cargo de la indemnización del seguro, si éste  se niega a pagar por un comportamiento inadecuado del cliente,  o en su caso por la falta de cobertura del seguro (por ejemplo en la parte asiática de Turquía), independientemente de la posible exención parcial de responsabilidad acordada para el interior del país y de ser el causante para todos los daños producidos al vehículo y por su pérdida.

El combustible corre por cuenta del cliente.

Sin el consentimiento expreso de la empresa de alquiler no se podrá llevar a cabo ningún cambio o reparación en el vehículo, salvo si la reparación es absolutamente necesaria para la seguridad vial del vehículo y no se ha podido contactar telefónicamente con la empresa de alquiler dentro de un periodo de tiempo adecuado.

Mientras el vehículo no sea utilizado, las puertas, las ventanas y el seguro del volante deberán permanecer cerrados, si el vehículo está equipado con un sistema de seguridad, se ha de garantizar la obligatoria utilización del dispositivo antirrobo (p. ej. barra de bloqueo). En todo caso, el cliente debe tomar todas las medidas posibles para que el vehículo no pueda ser puesto en marcha por personas ajenas.

En caso de que el vehículo no sea utilizado de acuerdo con las condiciones del contrato, el cliente estará obligado responsabilizarse de las consecuencias sin limitación de suma, independientemente de la contratación de un seguro de exención parcial de responsabilidad, sobre todo en caso de robo, pérdida, daños al vehículo o partes de éste.

La empresa de alquiler hará todo lo posible para evitar fallos o averías mecánicas en el vehículo. La empresa de alquiler no asumirá la responsabilidad por tales fallos o averías, o por pérdidas o daños como consecuencia de éstos - a excepción de daños personales- siempre que ella o una persona de su confianza, nos sean causantes del daño de forma premeditada o por negligencia. Queda descartada la obligación por parte de la empresa de pagar una indemnización de acuerdo con la ley de responsabilidad por la calidad de un producto, o de acuerdo con los derechos de responsabilidad por la calidad de un producto derivados de otras normas, para daños  a objetos utilizados dentro de la empresa.


Accidente, avería

En caso de accidente de tráfico el cliente, en su caso el conductor, deberá comportarse de acuerdo con las normas legales, las condiciones generales tanto del seguro de responsabilidad civil como del seguro a todo riesgo, y las cláusulas de este contrato. En concreto está obligado a:

  • parar inmediatamente
     
  • tomar las medidas oportunas para evitar otros daños a personas u objetos
     
  • colaborar en la aclaración de los hechos, escribir el nombre y la dirección de todas las personas y testigos involucrados, las matrículas de los vehículos implicados y sus seguros de responsabilidad civil, así como proporcionar a la empresa de alquiler una descripción detallada y veraz del accidente junto con un dibujo (informe del accidente)
     
  • no realizar en ningún caso una declaración  de culpa o responsabilidad
     
  • ponerse en contacto inmediatamente con el puesto de Policía o Gendarmería más cercano y solicitar a toda costa que se haga un informe sobre el accidente, aunque no haya habido daños a personas. Si la Policía o la Gendarmería se niega a elaborar un informe sobre el accidente en el lugar de los hechos, en su lugar puede hacerse una autodenuncia. Ésta deberá llevarse a cabo también sin dilación.
     
  • en caso de accidentes con personas desconocidas poner sin dilación una denuncia, o en su caso una autodenuncia, en el puesto de Policía o Gendarmería más cercano
     
  • informar de inmediato a la empresa de alquiler por teléfono, por telégrafo, por fax o, en el caso de que ninguna de estas formas fuera posible, por escrito y esperar sus instrucciones.

El cliente y un posible conductor autorizado están protegidos por el Seguro Obligatorio de responsabilidad civil de automóvil que puede consultarse en la oficina de la empresa de alquiler. En caso de avería, es necesario informar de inmediato a la empresa de alquiler por teléfono, por telégrafo, por fax o, en el caso de que ninguna de estas formas fuera posible, por escrito y esperar sus instrucciones.


Tarifas y cargos del usuario

El cliente se compromete a pagar a la empresa de alquiler por el uso del vehículo las siguientes cantidades:

  • Los costes que aparecen en el contrato de alquiler o en su caso en las listas de precios en vigor, reservándose la empresa de alquiler el derecho a liquidarlos directamente del contrato de alquiler o también a cargarlos más tarde utilizando los medios de pago puestos a disposición para cubrir los costes del alquiler. En caso de que el contrato de alquiler no haya sido cerrado personalmente por el cliente, será responsable de las cantidades a pagar la persona que haya firmado en su lugar, siempre que no exista un poder de representación.
     
  • Gastos por kilómetro de acuerdo con la tasa que sea aplicable a los kilómetros recorridos con el vehículo durante el periodo de alquiler. Para calcular los costes de alquiler se tendrán solamente en cuenta las cifras que muestre el cuentakilómetros. En caso de que éste no funcionara, se calcularán los costes por kilómetro de acuerdo con la distancia para el trayecto recorrido que aparece en el mapa de carreteras.
     
  • Tarifa por día, gastos por la exención parcial de responsabilidad civil, costes adicionales de acuerdo con las tarifas consignadas en el contrato de alquiler.
     
  • Costes de entrega y recogida que se hayan contemplado en el contrato de alquiler. En el caso de que el vehículo no sea devuelto en el lugar convenido y a la hora estipulada, la empresa de alquiler tiene el derecho a cargar a la cuenta el espacio de tiempo que se haya sobrepasado de acuerdo con la tarifa normal de alquiler.
     
  • Todos los impuestos correspondientes.
     
  • Todos los cargos, multas y costes que puedan originarse contra el cliente o contra la empresa de alquiler o a cargo del vehículo por  infracciones al reglamento de tráfico, relacionadas con la utilización del vehículo durante o después del contrato de alquiler, siempre que dichas infracciones no puedan ser atribuidas inequívocamente a la empresa de alquiler. En este caso es necesario presentar un justificante de que el cliente no ha sido el causante de ello.
     
  • En el caso de que el cliente o el conductor autorizado se vea involucrado con el vehículo alquilado en un accidente de tráfico, en el que el cliente o el conductor autorizado hayan sido parcialmente culpables, la empresa de alquiler no está obligada a proporcionar un vehículo en sustitución del dañado para el periodo de alquiler restante. En un caso como éste, el cliente no tiene derecho a una reducción en los costes del alquiler.
     
  • Todos los gastos  de los que tenga que hacerse cargo la empresa de alquiler originados por reparaciones o respuestos debidos a daños en el vehículo (también a causa de incendios, rotura de cristales, robo o pérdida del vehículo), incluyendo los gastos por un vehículo de sustitución, recogida del vehículo, pérdida de valor, indemnización por rentas de alquileres no realizados, etc., siempre y cuando el cliente sea culpable de ello, teniendo que presentar de acuerdo con § 1298 ABGB un justificante de no ser el causante de la infracción del contrato. Si debido a la culpabilidad del cliente la empresa aseguradora  se niega a correr con los gastos, éste tendrá que hacerse cargo de los perjuicios originados.
     
  • En el caso de que el vehículo se haya utilizado de acuerdo con las condiciones del contrato y con las normas en vigor, la responsabilidad del cliente quedará reducida de forma que no sobrepasará la suma máxima acordada en el contrato de alquiler según figura en la lista de precios, o en su caso se reducirá como máximo a la suma que aparece en la lista de precios en vigor.

Todos los gastos necesarios para la adecuada prosecución legal que puedan surgirle a la empresa de alquiler debido a la tramitación de pagos ya vencidos, incluyendo  los honorarios del abogado así como los costes para la gestión de la reclamación de la deuda  a través de una oficina de cobros de acuerdo con los honorarios estipulados por la Cámara de Comercio en 1993, limitados de acuerdo  con la normativa BGBL 141/1996. En el caso de retraso en el pago, se  acuerda además de forma expresa  el pago de intereses sobre la suma vencida con un tipo de interés moratorio del 14%, siendo sin embargo la cantidad mínima 5 euros.

La reducción del seguro de responsabilidad  queda anulada en el caso de infracciones contra las condiciones del contrato o las normas legales, siempre y cuando dichas infracciones hayan dado lugar a daños o impidan la indemnización por parte del seguro.

Los gastos de alquiler pertinentes así como los gastos por daños deberán ser inmediatamente abonados por el cliente a la devolución del vehículo alquilado.


Condiciones de pago

A la entrega del vehículo, la empresa de alquiler cargará a la tarjeta de crédito como medida de seguridad un depósito en garantía de hasta el doble de los gastos previstos y del seguro de exención parcial de responsabilidad. El precio final del alquiler, incluidos los impuestos legales correspondientes, vence en principio al término del periodo de alquiler contratado y debe ser abonado a la empresa de alquiler. La empresa de alquiler decide la elección del medio de pago. Sin embargo éste no se realizará en ningún caso con dinero en efectivo y se  llevará a cabo exclusivamente por medio de tarjeta de crédito. En caso de retraso o dilación, el cliente se hace cargo de todos los perjuicios que puedan derivarse de ello. Otros derechos de la empresa alquiladora no quedan afectados por ello.

Si en el momento de firmar el contrato de alquiler fuera necesario entregar documentos de identidad u otros certificados, de cualquier tipo que sean, con el fin de justificar un derecho de retención reflejado en el contrato,  la empresa de alquiler se reserva el derecho de retención hasta que se haya realizado el pago de los gastos de alquiler arriba indicados, incluyendo las tasas por sobrepasar el periodo de alquiler contratado, los gastos por kilómetro estipulados, los gastos por día estipulados, los costes de entrega y recogida estipulados, los impuestos estipulados, los gastos, multas y costes estipulados, siempre que éstos sean ya  conocidos en el  momento de devolver el vehículo, de los costes pagados, de la suma máxima del seguro de responsabilidad civil estipulada –siempre y cuando sea ya posible cargar las citadas posiciones en la cuenta.


Cobertura del seguro

La empresa de alquiler proporciona un seguro dentro del marco del seguro legal de responsabilidad civil tomando como base las claúsulas del Seguro Obligatorio del automóvil así como de las condiciones generales de seguros. La cantidad cubierta por el seguro, la franquicia del cliente, así como la franquicia en el caso de daños totales, o en su caso de destrucción intencionada, dependen de la categoría del vehículo y se fijarán por separado en el contrato de alquiler. Los objetos del cliente o de las personas que le acompañen que se encuentren en el vehículo, no están asegurados.

La franquicia en caso de daños asciende a un 5% del daño, pero como mínimo serán las cantidades indicadas a continuación (FR = franquicia):

Coche deportivo: Cobertura del seguro obligatorio = 15.000.000,- € / incluyendo FR a todo riesgo min. 7.500,- €

SUV: Cobertura del seguro obligatorio = 15.000.000,- € / incluyendo FR a todo riesgo min 3.000,- €

Otros vehículos: Cobertura del seguro obligatorio = 15.000.000,- € / incluyendo FR a todo riesgo min. 1.000,- €

En el caso de que determinados vehículos estén por encima de estas disposiciones, aunque estén incluidos dentro de una de las categorías, se especificará por separado en el contrato de alquiler.

La exención parcial de responsabilidad deja de tener validez si se infrige contra las condiciones del contrato o las normas legales. En caso de daños en la carrocería, espejos exteriores así como neumáticos y deterioro de llantas, no es posible la exención parcial de responsabilidad  por no quedar cubiertos tales daños por el seguro. Como los vehículos tienen una gran potencia, las llantas y neumáticos dañados, sea cual sea el tipo de deterioro, para la seguridad general, serán cambiados y NO reparados.

Ante daños de este tipo, el cliente es responsable en su totalidad si es él el causante, teniendo que presentar de acuerdo con § 1298 ABGB el justificante de no haber sido el causante.


Claúsula final

La posible nulidad de puntos concretos de este contrato no implica la nulidad del contrato total.

De acuerdo con ello, el contenido del contrato restante sigue teniendo la misma validez. Siempre que el cliente sea un consumidor de acuerdo con el KSchG (Ley de protección al consumidor) y tenga su domicilio o su lugar de residencia habitual dentro del país o trabaje en el país, queda dentro de la competencia del tribunal determinado por las reglas generales de jurisdicción, en cualquier otro caso el tribunal competente es Salzburgo –5020 Salzburgo. Lugar de ejecución es Salzburgo.